El vino no se mezcla… ¿o sí?

El vino no se mezcla… ¿o sí?: tres cócteles internacionales a base de vino.

Según un texto apócrifo las tablas de Moisés incluían un undécimo mandamiento que decía lo siguiente: “No adulterarás el vino con otros fluidos que rebajen su primordial pureza”. Al menos eso parece pensar toda una serie de autoproclamados maestros de la cata, expertos en enarcar la ceja 🤨 cuando tú les dices que te apetece un tinto de verano o una sangría bien fresquita.
Como en YaVino somos contrarios a todo dogma y fervientes creyentes en que la base del gusto está en probarlo todo, hoy os proponemos un recorrido internacional a través de tres cócteles típicos de países con una sólida tradición vinícola.

Primera parada: España

Nombre: Agua de Valencia

Origen: según explica María Ángeles Arazo en su libro Valencia, noche la bebida fue creada por el pintor Constante Gil a mediados de los años 50 en la Cervecería Madrid de Valencia.

Preparación: existen múltiples variantes, aunque la más extendida consiste en una parte de zumo de naranja recién exprimido, ½ parte de ginebra, ½ parte de vodka, 1 parte de cava y 3 cucharadas de azúcar (opcional) mezclados en este orden en una jarra a la que añadiremos varias rodajas de naranja y que luego pondremos a reposar varias horas en la nevera. Servir en copas de champán con abundante hielo.

Sugerencia de degustación: el dulzor de la naranja hace que este sea un cóctel ideal para disfrutar de un brunch en pareja o con los amigos, pero ¡atentos!, el dulzor de la mezcla engaña y si no tenéis cuidado podéis acabar subiendo alguna foto embarazosa a vuestro perfil de Instagram.

Segunda parada: Italia

Nombre: Negroni Sbagliato

Origen: surgido en Milán a finales de los sesenta. Como indica su nombre (sbagliato significa equivocado), este cóctel fue creado a partir de un error en la preparación del clásico Negroni.

Preparación: 1 parte de Campari, 1 parte de Vermuth rojo, 1 parte de prosecco (vino espumoso italiano). Servir con hielo y una rodaja de naranja en un vaso amplio.

cócteles con vino

Sugerencia de degustación: este cóctel es idoneo para disfrutar de un atardecer de primavera o verano en alguna terraza. Imprescindible degustarlo con gafas de sol.

Tercera parada: Francia

Nombre: Kir

Origen: bebida conocida en Dijon desde principios del siglo XX. Se populariza en los años 40 gracias a la acción del entonces alcalde de la ciudad, el canónigo Félix Kir, del cual tomó a partir de entonces el nombre.

Preparación: 1 parte de crème de cassis, 4 partes de vino blanco (bourgogne aligoté).

Sugerencia de degustación: este cóctel resulta perfecto para ofrecer a los invitados al iniciar una velada o una cena entre amigos.

Tip extra: rascaos un poco el bolsillo y no utiliceis el vino más barato a vuestro alcance. La leyenda urbana según la cual cuanto peor es el vino mejor sabe la mezcla es absolutamente falsa.

¿Y vosotros qué pensáis? ¿Se puede mezclar el vino? ¿Conocéis otros cócteles que lo incorporen en su preparación?
Dejadnos vuestras opiniones al respecto en los comentarios. 👇🏼

Etiquetado , ,

Deja un comentario